Una luz en medio de la oscuridad

Una luz en medio de la oscuridad

La luz y la oscuridad son tan opuestas como el bien y el mal. Como hijo de Dios has sido llamado a ser una luz en la oscuridad para que otros puedan venir a Jesús.

Cuando Jesús volvió a hablar al pueblo, dijo:"Yo soy la luz del mundo. Quien me siga nunca andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida". Juan 8:12

Un apagón repentino ocurrió durante una tormenta nocturna causando oscuridad total en nuestra casa y vecindario. Luces, electrodomésticos y todos los aparatos electrónicos que tenemos la suerte de disfrutar -la computadora, la televisión y el teléfono sucumben al apagón. Estaba deprimido.

Entonces, recordé el consejo de Ben Franklin:"En vez de maldecir la oscuridad, enciende una vela", logré ir por la oscuridad para encontrar esa antigua alternativa escondida en un cajón. Con un solo clic de un encendedor, el pequeño y suave resplandor de la ardiente luz disipó la oscuridad de la habitación.

La luminancia de la vela me fascinó. Mientras lo veía ceder su cera a la mecha flamígera, me maravillé ante el poder de una pequeña luz para penetrar en la oscuridad. Yo pensé en la Luz que celebramos durante el tiempo de Adviento. Jesús, enviado por Dios, que vino a este mundo de tinieblas, declarándose a sí mismo como su Luz.

También recordé que porque soy su seguidor, tengo la Luz de la vida. Mateo 6:14. A veces estoy abrumado por las tinieblas del mundo: una "interrupción de energía" temporal que está fuera de mi control.

Sin embargo, puedo elegir ser como la luz de esta pequeña vela, disipando la oscuridad en mi pequeño rincón del mundo. En vez de maldecir la oscuridad, puedo ser luz que brille en medio de la oscuridad.

Señor, ayúdame a recordar siempre que el Poder dentro de mí es más grande que el que está en el mundo.

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.