Home Top Ad

Una mirada de fe a la patria celestial

Share:
Una mirada de fe a la patria celestial

Conforme a la fe murieron todos éstos sin haber recibido lo prometido, sino mirándolo de lejos, y creyéndolo, y saludándolo, y confesando que eran extranjeros y peregrinos sobre la tierra.

Porque los que esto dicen, claramente dan a entender que buscan una patria; pues si hubiesen estado pensando en aquella de donde salieron, ciertamente tenían tiempo de volver.

Pero anhelaban una mejor, esto es, celestial; por lo cual Dios no se avergüenza de llamarse Dios de ellos; porque les ha preparado una ciudad.

Hebreos 11:13-16

Todos ellos murieron en la fe, no habiendo recibido las promesas, pero habiéndolos visto de lejos se les aseguró, saludandolos y confesando que eran extranjeros y peregrinos en la tierra.

Porque los que dicen tales cosas declaran claramente que buscan una patria.  Y, en verdad, si hubieran recordado ese país del que habían salido, habrían tenido la oportunidad de regresar.

Pero ahora desean un país mejor, es decir, un país celestial.  Por lo tanto, Dios no se avergüenza de ser llamado su Dios, porque ha preparado una ciudad para ellos.

A veces es tan fácil recordar "los buenos viejos tiempos", pero con memoria selectiva, no recordando realmente el dolor y la lucha.

Hoy, quiero que vean una perspectiva importante que los héroes de la fe en Hebreos 11 nos proveen.  ¿Qué hicieron ellos? Miraron hacia el futuro.

Estos hombres y mujeres de Dios caminaban como forasteros y peregrinos en esta tierra porque buscaban una patria mejor, un lugar mejor, que Dios prepararía para ellos.

Te lo digo, hay una patria mejor que el mundo de hoy. Hay una ciudad llamada la Nueva Jerusalén.  Hay un lugar que no necesita la luz del sol ni la luz de la luna, porque el Cordero -Jesús Cristo- es su luz.

En esa ciudad, cada lágrima se limpia. No hay más pecado, no hay más enfermedad, no hay más dolor, no hay más sufrimiento.

Como los héroes de antaño, miro a esa ciudad celestial. ¡Es mejor que cualquier cosa que tengamos aquí! Oro para que esta sea tu perspectiva hoy... y todos los días... también.

No hay comentarios