Home Top Ad

Como depender de Dios

Share:
Como depender de Dios

Es muy importante saber como depender de Dios cada día, incluso cada momento. Por lo tanto, en la vida cristiana no existen grandes secretos, sino principios, que al obedecerlos, honramos a Dios y el nos bendice.

Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en mí, y yo en él, éste lleva mucho fruto; porque separados de mí nada podéis hacer. Juan 15:5

La cuarta calificación para demostrar autoridad sobre gobernantes y autoridades en el reino espiritual es la dependencia.

Una vida llena del Espíritu depende de Dios el Padre. Incluso Jesús y el Espíritu Santo modelaron esta dependencia.

Jesús dijo: "No puedo hacer nada por mi propia iniciativa" (Juan 5:30); "Ahora saben que todo lo que me has dado viene de ti" (Juan 17:7); "Pero cuando venga el Espíritu de verdad, os guiará a toda la verdad; porque no hablará por su propia iniciativa, sino que hablará todo lo que oiga" (Juan 16:13).

La autoridad espiritual no es una autoridad independiente.

No salimos por nuestra propia iniciativa como una especie de cazafantasmas evangélicos para cazar al diablo y enfrentarlo en combate.

El primer llamado de Dios es que cada uno de nosotros se concentre en el ministerio del reino: amar, cuidar, predicar, enseñar, orar, etc.

Sin embargo, cuando los poderes demoníacos nos desafían en el curso de este ministerio, tratamos con ellos sobre la base de nuestra autoridad en Cristo y nuestra dependencia de Él.

Entonces continuamos con nuestra tarea principal.

Tampoco es la autoridad espiritual del creyente una autoridad que se ejerza sobre otros creyentes. Debemos estar "sujetos los unos a los otros en el temor de Cristo" (Efesios 5:21).

Hay una autoridad establecida por Dios en la tierra que gobierna las estructuras sociales de gobierno, trabajo, hogar e iglesia (Romanos 13:1-7).

Es muy importante que nos sometamos a estas autoridades gobernantes a menos que operen fuera del alcance de su autoridad, nos ordenen hacer algo en contra de la voluntad de Dios, o nos restrinjan de hacer lo que Dios ha mandado.

Entonces debemos obedecer a Dios antes que a los hombres.

Oración: Padre, es un gran alivio saber que puedo confiar en Ti. Tú eres la Roca, el Todopoderoso, inmutable, lleno de gloria. Te alabo. Padre, ayúdame a depender de ti cada día, te lo pido en el nombre de Jesús, amen.