Home Top Ad

La misericordia de Dios en la descendencia de Jonatan

Share:
La misericordia de Dios en la descendencia de Jonatan

Todos sabemos que Dios es amor, aunque también la Biblia dice que es fuego consumidor. Dios que ama, que obra justicia y que aborrece la maldad y el pecado.

El rey le dijo: ¿No ha quedado nadie de la casa de Saúl, a quien haga yo misericordia de Dios? Y Siba respondió al rey: Aún ha quedado un hijo de Jonatán, lisiado de los pies.

Entonces el rey le preguntó: ¿Dónde está? Y Siba respondió al rey: He aquí, está en casa de Maquir hijo de Amiel, en Lodebar.

Entonces envió el rey David, y le trajo de la casa de Maquir hijo de Amiel, de Lodebar.

Y vino Mefi-boset, hijo de Jonatán hijo de Saúl, a David, y se postró sobre su rostro e hizo reverencia. Y dijo David: Mefi-boset. Y él respondió: He aquí tu siervo.

Y le dijo David: No tengas temor, porque yo a la verdad haré contigo misericordia por amor de Jonatán tu padre, y te devolveré todas las tierras de Saúl tu padre; y tú comerás siempre a mi mesa.

2 Samuel 9:3-7

David hizo un pacto de sangre con Jonatán para mostrarle a la descendencia de Jonatán la misericordia de Dios. 

Después que Jonatán murió, Mefiboset fue el único descendiente que quedó, y se escondió en el desierto por temor a David.

Pero David lo halló y lo elevó para que fuera uno de sus propios hijos, lo puso en su mesa y le devolvió todo lo que había perdido.

Esta es una imagen tan hermosa del pacto que Dios hizo con Su Hijo Jesús, un pacto sellado por la sangre de Cristo.

Debido a lo que Jesús hizo, Dios nos muestra Su misericordia, elevándonos a la posición de hijos o hijas, e invitándonos a partir el pan con Él en Su propia mesa.



Esa es la misericordia de Dios!