Home Top Ad

La paga del pecado es muerte

Share:
La paga del pecado es muerte

Porque la paga del pecado es muerte, mas la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro. Romanos 6:23

El significado del texto "la paga del pecado es muerte" se refiere primeramente a la muerte espiritual y también a la muerte física, que sería la separación eterna de Dios.

La paga del pecado significa que las consecuencias del pecado son la muerte. Aquí el pecado no castiga con la pena de muerte. Más bien, las consecuencias del pecado es la muerte.

Debido al pecado de Adán y Eva, hubo una separación entre el hombre y Dios. Por causa del pecado, el hombre se constituye enemigo de Dios.

El pecado tiene consecuencias serias

En el período del Antiguo Testamento, hubo un alivio temporal para el pecado, rociando sangre del animal (Num. 18:17). Pero en el Nuevo Testamento, Dios restauró la relación de forma permanente por la muerte y sacrificio de Cristo y trajo salvación a toda la humanidad (Jn. 3:16).

En Él tenemos redención por medio de Su sangre, el perdón de pecados según las riquezas de Su gracia (Ef. 1:7).

Para empezar, esta declaración nos dice que el pecado tiene serias consecuencias. Pablo dice:"Porque la paga del pecado es muerte..." Él usa figurativamente la palabra "paga" para dar a entender que esto es algo que tú recibes porque te lo mereces - por así decirlo, has trabajado para él (6:20-21).

Pablo habla del salario de un pecador, y todo lo que encuentra en ella es muerte. Nuestros primeros padres fueron advertidos de esto en el Huerto del Edén (Génesis 2:16-17). Ellos no escucharon y el pago que obtuvieron, que se convirtió en nuestro también por herencia, fue la muerte (Romanos 5:12).

Sin embargo, no sólo heredamos esto, sino que también recibimos nuestra paga cuando "trabajamos" mientras cedemos a la tentación (Santiago 1:15). Esta muerte, debemos enfatizar, no es solamente muerte física sino también muerte eterna - la segunda muerte (Apocalipsis 21:8). Eso es lo que tú recibes cuando vives una vida de pecado!

Dios es Santo y Justo

El Dios de la Biblia es santo y exige santidad a sus hijos. Nos ha dado conciencias, su ley escrita y su historia para recordarnos esta realidad. Donde falta la santidad, su justicia exige el pago completo.

Esa es la única manera de explicar el Edén, el Diluvio de Noé, Sodoma y Gomorra, el cautiverio de Israel y el infierno.

El regalo de Dios es vida eterna

La santidad de Dios requería el pago (la expiación) por el pecado que era la muerte eterna. La muerte espiritual no es suficiente para cubrir el pago del pecado.

Un sacrificio perfecto e inmaculado ofrecido de la manera correcta puede pagar nuestro pecado. Esto fue cumplido por la obra terminada en la cruz por Cristo.

La salvación es un regalo y no es más que la manera de Dios de proveer a su pueblo la liberación de las consecuencias del pecado (muerte espiritual y muerte eterna) por medio del arrepentimiento y la fe en Cristo.